Recorriendo la cordillera Cantábrica – Etapa 1 – A León por la N-301

Recorriendo la cordillera Cantábrica – Etapa 1 – A León por la N-301

Navacerrada

Tras un año marcado por el Covid donde se quedaron atrás muchos proyectos de viaje retomamos nuestras aventuras con unos días recorriendo los picos de Europa.

Nuestra aventura nos va a llevar a recorrer los Picos de Europa por las tres comunidades autónomas que abarca, Castilla y León, Asturias y Cantabria. Empezaremos a recorrerla desde León y hasta allí, para intentar hacer la primera etapa lo más entretenida posible, recorreremos parte de la nacional N-301 así como el puerto de Navacerrada, comiendo en Segovia al mediodía y llegando por la tarde-noche a León.

La N-301 comunica Cartagena con Ocaña, provincia de Toledo, pasando por Murcia y Albacete. Actualmente hay muchos tramos que han sido sustituidos por la autovía que corre paralela al trazado original. En nuestro caso, y puesto que debíamos recorrer unos 800km aproximadamente, decidimos salir muy temprano y hacer autovía hasta Albacete desde dónde enlazaríamos con la nacional a la altura de La Roda, famosa por sus “Miguelitos” dulce típico de hojaldre relleno de crema o nata. 

Así pues, una vez había amanecido y habiendo dejado la autovía empezamos a recorrer la la N-301 a un ritmo más relajado y disfrutando del paisaje. Toda esta zona de Castilla-La Mancha, tierra de Don Quijote, es una de las zonas más llanas de España por lo que el paisaje discurrirá entre campos de cultivo y con suerte nos encontraremos con algunos antiguos molinos de viento bien conservados que harán las delicias del viajero. Recomendable es adentrarse en Mota del Cuervo, en vez de circunvalarlo, para contemplar unos cuantos de ellos.

Dejaremos la N-301 en Ocaña y podremos continuar dirección a Aranjuez. En nuestro caso solo paramos a desayunar allí puesto que el tiempo apremiaba y no visitamos el Real Palacio de Aranjuez que ya conocíamos anteriormente, que por otro lado es parada obligatoria si te adentras en esta maravillosa ciudad.

Nuestro siguiente punto en el mapa antes de llegar a León era Segovia. Así que decidimos circunvalar Madrid y salirnos de nuevo de la autovía para recorrer el puerto de Navacerrada hasta el Real Sitio de San Ildefonso.

Es un espectáculo toda esta zona de sierra que tienen tan cerca los madrileños. Una zona montañosa, de espesos bosques y una carretera muy buena para curvear. 

Dado que el trayecto nos llevaba irremediablemente a pasar por la Granja de San Ildefonso no podíamos perder la oportunidad de parar en el Palacio Real para contemplarlo y echar unas fotos. 

Tras esta corta parada nos dirigiríamos hasta Segovia para deleitarnos son su acueducto y comer por la zona.

Por poner en contexto el acueducto diremos que es un acueducto romano que llevaba aguas a la ciudad española de Segovia. Su construcción data de principios del S. II d.C., a finales del reinado del emperador Trajano o principios del de Adriano. La parte más visible, y por lo tanto famosa, es la arquería que cruza la plaza del Azoguejo, en la ciudad

Tras reponer fuerzas junto al acueducto retomamos el camino hacía León. Desgraciadamente lo peor de cualquier tirada larga de kms son siempre los últimos donde uno va cansado y con ganas de llegar a destino, sabiendo además que el tramo que nos esperaba ya no le quedaba nada interesante que ver.

Hasta Valladolid circulamos de nuevo por autopista y desde Valladolid hasta León no quedaba más remedio que retomar otra nacional, la N-601.

Allí nos estaría esperando el tercer componente, y organizador, de esta aventura con su Yamaha Tenere dispuesto a pegarnos una semana trepidante por uno de los lugares más bonitos de España, los ansiados Picos de Europa.

Tras las presentaciones y abrazos pertinentes, una ducha y, como no podía ser de otra forma, nos fuimos a cenar cerca del hotel, a reponer fuerzas, y a preparar nuestro gran viaje.

Haciendo un recuento habíamos recorrido casi los 800kms que habíamos anunciado en un principio, una primera etapa para calentar motores.

Continúa con la etapa 2…………

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *