Recorriendo la cordillera Cantábrica – Etapa 4 – Picos de Europa

Recorriendo la cordillera Cantábrica – Etapa 4 – Picos de Europa

La cuarta etapa de nuestro magnífico viaje nos iba a transportar por el parque nacional de los Picos de Europa. Las cumbres más altas de la Cordillera Cantábrica se encuentran en este paraje donde se gestó la legendaria historia de Asturias.

Intentaré definir de la mejor forma lo que vimos durante este día pero fueron tan fuertes las sensaciones mientras rodábamos que no se si seré capaz de describir con exactitud toda esta experiencia. Mientras tanto copio y pego de www.turismoasturias.es esta definición de lo que representa este entorno natural: “Distintos plegamientos y glaciaciones han conformado un tortuoso paisaje modelado por el hielo y el efecto de las aguas sobre la piedra caliza, formando un grandioso karst de montaña. Los tres macizos principales de esta maravilla natural se ven limitados por profundos valles y gargantas, aparecidos ante el paso erosionador de las afiladas lenguas de hielo de los glaciares y de la fuerza de las aguas de los ríos que, aún hoy, siguen modelando a su gusto la piedra, disolviendo la caliza.

Si las etapas anteriores nos hicieron llegar a lo más alto del mundo esta nos va a transportar a otro paisaje mucho más marcado por la orografía del terreno. Lo mismo estás subiendo a lo más alto que de golpe empiezas a descender a los infiernos para atravesar una impresionante garganta acompañado del río que le da forma y de, como es habitual es esta zona, una frondosa vegetación. Tal es el espectáculo que la naturaleza te ofrece en este terreno que actúa de bálsamo sobre tus pensamientos dentro del casco. Ni contándolo sería capaz de describirlo al completo. Si estás leyendo estas líneas deberías de coger tu moto y lanzarte a recorrerlo mejor que leerlo.

La etapa de hoy nos llevaría desde Puebla de Lillo hasta Potes donde Gabriel había conseguido un apartamento muy céntrico y con garaje para nuestras motos.

Salíamos pues de Puebla de Lillo dirección norte hacia Infiesto, lugar donde pararíamos a tomar un tentempié. 

La ruta discurre en parte por el río Nalón para dejar paso más arriba al río de la Marea que nos acompañará prácticamente hasta llegar a Ifiesto. 

Los dos tramos que vendrían a continuación serían dos de los más trepidantes e interesantes de este viaje. Desde Ifiesto llegamos hasta Ponga, lugar donde comeríamos un buen plato de comida caliente en la terraza del restaurante La Fonda de Ponga, que en sí es un mirador con unas vistas increíbles.

El siguiente tramo que nos llevaría hasta Cain de Valdeon nos llevaría a circular entre un enorme valle que ves como a lo lejos te vas adentrando en él descendiendo curva a curva hasta que te encuentras en un desfiladero de los que envuelven el paisaje y te absorben por completo. Es una maravilla de la naturaleza la orografía del lugar. Si pudiera definirlo de alguna manera podría estar sacado de la isla de Jurasic Park. Es tan impresionante el deleite a la vista que vas rodando y te imaginas que a la vuelta de la esquina te vas a encontrar uno de esos míticos dinosaurios de la película. ¡IMPRESIONANTE!

Cuando vas rodando entre curvas es difícil detenerse a echar unas fotos así que, en este caso, le robo una a Google Maps para que os hagáis una idea.

Nuestro camino nos llevaría ahora a desviarnos para visitar Caín de Valdeón, y no es por otra cosa que seguir disfrutando del entorno.

El trayecto que nos llevara hasta ahí nos iba a dejar disfrutar desde abajo de las cumbres de los Picos. Unas enormes formaciones rocosas tan altas que parecen que tocan el cielo. Así pues pudimos llegar al pueblo donde paramos un ratito junto al río a tomar un café antes de continuar. Imagino que no habrá aldea, pueblo o rincón de esta zona que no tenga su encanto y Caín de Valdeón también lo tenía.

Caín de Valdeón

¿Y qué tienen esos picos a parte de ser tan impresionantes? pues que la fauna que llega hasta allí arriba no te la vas a encontrar en ninguna ciudad. Llegamos a divisar aves de gran envergadura surcando esos cielos. Imagino que algún águila o similar. 

El trayecto que nos quedaba hasta Potes nos seguiría mostrando la majestuosidad del terreno pero tras un día largo estábamos deseando llegar. Quizás en la próxima entrega describa que es lo que nos ofrece Potes.

Desde este enlace podrás acceder a todos los puntos del mapa de todas las etapas.

Continúa en la etapa 5….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *